martes, 13 de noviembre de 2012

Elizabeth Kostova – La Historiadora

Hace unos años leí esta novela y si bien no recuerdo con exactitud su argumento, si tengo frescas las sensaciones y el placer que me dejó al leerla.

Se trata de una historia de misterio y aventuras, muy bien narrada y con un buen ritmo. Es un libro "de vampiros". Muy parecido a Drácula en todos los sentidos. Está escrito con estilo epistolar -como la novela de Bram Stoker-, y es la protagonista la que ordena cronológicamente esas cartas para el lector.

Cuando fue publicada en 2005 se convirtió en un éxito inmediato. Multipremiada y muy recomendada.

El argumento lo saqué de Wikipedia, pero al leerlo me fui acordando de la historia.

Todo comienza con la aparición de un misterioso libro durante la época de estudiante de Paul, el cual, recibe de forma misteriosa un libro con todas las páginas en blanco, y con una xilografía en la página central del símbolo de la Orden del Dragón, institución fundada por el padre de Vlad Tepes, El Empalador, personaje histórico en quien presumiblemente se basó Drácula. Ese libro, es un nexo común entre el profesor Rossi (su mentor), el señor Turgut (un erudito turco que ayuda a Paul y Helen durante la búsqueda de Rossi en Estambul) y el propio Paul.


Cuando Rossi y Paul descubren que son poseedores del libro, el profesor le cuenta a Paul todo lo que ha investigado sobre la figura de Vlad Tepes, y lo anima a proseguir la investigación que él había abandonado, para lo cual, le hace entrega de unas cartas en las que Rossi, relata los descubrimientos que hace sobre la vida de Drácula.

Justo después de que Rossi entregó las cartas a Paul, el profesor desaparece misteriosamente.
Paralelamente a esta historia, se desarrolla otra narrada por la hija de Paul, que sale en busca de su padre tras su desaparición.

Paul fue incapaz de contarle a su hija, la verdad sobre la obsesión que ha guiado su vida. Ella descubrió entre sus papeles las cartas que Rossi le dio, dentro de un libro, le preguntó a su padre y este le contó sobre la desaparición de su mentor, y en ese momento le empieza a hacer partícipe de la búsqueda. Paul visitó bibliotecas en Estambul, monasterios en Rumania y aldeas en Bulgaria persiguiendo el rastro del profesor Rossi. En esa aventura él no estaba solo, le acompaña en todo momento una misteriosa joven, Helen, que afirma ser la hija del desaparecido Rossi.

Cuando más se acercaba a su maestro, también se aproximaba a un misterio que aterrorizó a los sultanes otomanos y que aún hace temblar a los campesinos de la Europa Balcánica. Un misterio que ha dejado historias sangrientas en los viejos manuscritos, libros y canciones.

Para Paul y su hija el final de la búsqueda puede significar un destino peor que la muerte. ¿Es posible que la tumba de Vlad El Empalador esconda algo más que el cuerpo de un asesino legendario?

En definitiva es un libro, para mí, excelente. Se los recomiendo.


Camuas.Com
Libros Personalizados

3 comentarios:

  1. Este lo leí hace poco y es un libro muy entretenido. Es cierto que es un libro de vampiros... aunque esa palabra lo desacredita un poco. En realidad es un libro de misterio y aventuras, con un trasfondo romántico muy atractivo. A mi me gustó mucho. Lo recomiendo.
    Pipp

    ResponderEliminar
  2. Como me a gustao este libro. Lo disfruté mucho hace unos años. Besos, Mary.

    ResponderEliminar